Os contamos como fue la cata…

El pasado 17 de enero tuvimos la oportunidad de conocer un poco mejor la bodega de Alto Landon, y sin duda no decepcionaron, Carmen supo transmitirnos toda la pasión y trabajo que hay detrás de sus vinos en esta cata. Os contamos como fue…

A Carmen no le habíamos contado antes que maridaje habíamos seleccionado para los vinos elegidos, así que nada más llegar, nos pusimos manos a la obra. La sorpresa llegó cuando descubrió que el Altolandon blanco íbamos a maridarlo con carne, y en cambio, el Rayuelo (un vino tinto) íbamos a maridarlo con un pescado, no salía de su asombro… Era cuestión de tiempo que descubriera porqué… 🙂

Fuera de lo habitual, la cata comenzó más puntual que nunca, y es que estos vinos iban a triunfar, se notaba en el ambiente.

Comenzamos con el Altolandon blanco, un chardonnay perfecto para abrir boca, esta vez elegimos una presa ibérica de cerdo embuchada a modo aperitivo. ¡Encantó! A continuación seguimos con el Rayuelo, vino que tenéis por copa, que cocina se atrevió a maridar con un pez limón pero que acompañó con una crema de berenjena ahumada, que le dio el toque perfecto para poder maridarlo con vino tinto. Estaba claro que arriesgar, probar y descubrir, es lo que hace de estas catas una oportunidad única.

A continuación probamos el CF de Altolandon, 100% Cabernet Franc, este tipo de uva que se crece en duras condiciones, siendo en los climas extremos donde logra expresarse en más ricos matices. Landete, en la provincia de Cuenca, es uno de estos lugares marcados por la altitud, el constante viento y la variedad de suelos. Así que debíamos acompañarlo con un plato con cuerpo, así que fue un rabo de toro con salsa de cacahuete y un toque de queso de tarta del casar, el que nos hizo descubrir los matices de CF.

Para terminar, ¡que final! esta vez cocina nos preparó un postre (que hacía tiempo que no incluía, ejem ejem) que sin duda debe acabar como un postre más de nuestra carta. Un festival de aromas y sabores nos deleitaron para el final de cata. Un postre donde su base era el ras el hanout, un sabor poco habitual en postres y que nos dejó a todos enamorados.

Podéis ver las fotos aquí

Triunfazo de cata con Altolandon Viñedos y Bodega y Delgado Selección

Posted by Uskar on Tuesday, 23 January 2018

¡Gracias!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *